Marketing Digital Agile en Alicante

Cómo aplicar el marketing digital ágil y no morir en el intento

El marketing digital ágil consiste en aplicar el desarrollo de software ágil al sector del marketing en internet. ¿Habías oído hablar de él? También se le conoce como agile marketing

Todo el mundo busca ser ágil y ahorrar tiempo en sus tareas diarias. Y si hay algo que realmente escasea en el mundo del marketing online es el tiempo. Parece fácil, pero a la hora de reducir los tiempos nos damos cuenta de lo complicado que puede llegar a ser. Especialmente cuando tu área de trabajo son los negocios en internet y no trabajas con un sólo proyecto, sino con muchos a la vez. Tienes que conseguir gestionarlos todos al mismo tiempo y no morir en el intento.

Pues, de eso trata este post. De cómo acortar tiempos, de cómo ser más ágil y tener un equipo cada vez más productivo y sincronizado. ¿Te interesa? Entonces, sigue leyendo.

Agile Digital Marketing

Agile Marketing: ¿qué es y cuál es su origen?

¿Qué es eso de ágil? O agile si preferimos usar su anglicismo. Es un conjunto de metodologías para gestionar proyectos de manera rápida y flexible. Se ha convertido en una tendencia dentro del mundo de los negocios. Operan bajo diferentes nombres: Scrum, Kanban o Extreme Programming.

La filosofía Agile permite adaptarse rápidamente a los constantes cambios del mercado. Aprovechando precisamente esas transformaciones para convertirlas en una ventaja competitiva. De hecho, esta facilidad o flexibilidad para adaptarse con velocidad a las variaciones inesperadas del exterior es una de principales características de las Startups.

Con esta idea en la cabeza, los directores ejecutivos de las principales empresas de software se reunieron en 2001 para asentar las bases de una nueva metodología de trabajo. Un sistema que ayudara a las grandes compañías, mucho menos flexibles que las startups, a trabajar de una manera mucho más ágil y flexible. De esta reunión surgió lo que se conoce como el Manifiesto Agile

Agile Marketing Manifesto

Ahora bien, que la filosofía Agile naciera y se implementara en el mundo del desarrollo software no quiere decir que no pueda utilizarse en sectores como el marketing, ¿verdad? De hecho, lo más importante de las metodología ágiles como Scrum o Kanban es que las entregas al “cliente” sean continuas, rápidas y a tiempo.

Por tanto, eso quiere decir que en realidad este sistema de trabajo podríamos aplicarlo a cualquier ámbito: marketing digital, consultoría estratégica de negocios en internet, organización de una boda o la reforma integral de una casa, por ejemplo. Si aún no me crees, sigue leyendo. Verás como al final te convenzo. Es más, por si no lo sabías, el Agile Marketing también tiene su propio manifiesto ágil.  

Marketing digital ágil: ¿conoces los roles y elementos del Scrum?

¿Quién es quién en Scrum? Los integrantes son el Jefe de Producto, el Equipo y el Facilitador o Scrum Master. Pero a esta enumeración también podemos añadir tres elementos más. El Backlog, la Prioridad y los Sprints. No son personas, pero juegan un papel tan importante dentro de esta metodología ágil que no los podíamos dejar fuera de la lista.

Backlog: qué hay que hacer

Es toda la pila de tareas que hay que realizar. Es decir, todo el trabajo que tiene que sacarse adelante. Y debe estar ordenado por prioridad. El Backlog no puede estimarse en horas. El ser humano es muy malo haciendo este tipo de cálculos. Por eso, lo mejor es hacer la estimación por tamaños. Como con las camisetas: S, M o L.

Puede tener cientos de elementos o contener sólo unos pocos. Puede tratarse de desarrollar un producto o servicio, hacer una campaña de Facebook Ads, desarollo web de ecommerce, pintar una casa, elaborar un plan de negocio digital. Eso sí, necesitarás incluir qué pasos y tareas habrá que llevar a cabo para llevar a cabo cada trabajo. Es lo que se conoce como escribir las “historias” o ‘stories’.

Marketing Digital Ágil

La idea es que el Backlog contenga todas las fases que necesitaríamos incorporar para que los proyectos antes mencionados se dieran por terminados. Quizás no vayamos a pasar por todas esas etapas. Sin embargo, es necesario hacer una lista para que nada se nos escape. El paso siguiente es, con diferencia, el más difícil. ¿Qué tarea va primero?

La Prioridad: cuándo hay que hacerlo

¿Qué tareas de todas las que hay que hacer tienen mayor impacto en el negocio? ¿Cuáles son más importantes? ¿Cuáles son las más rentables o cuáles son más fáciles de ejecutar? Antes de establecer el orden de prioridad hay que hacerse todas estas preguntas.

El objetivo es empezar a entregarle a los clientes productos o servicios del máximo valor posible, cuanto antes y corriendo el menor riesgo. Priorizar no es fácil. Nadie ha dicho que lo fuera. Y no todo es prioridad número uno. El truco: practicar mucho, errar más y aprender lo máximo posible sobre la marcha.

La clave está en recordar que el orden está siempre en continuo cambio. Si el entorno cambia, el orden de una semana quizá no sea exactamente el mismo que el de la semana siguiente. Asume cuanto antes que habrá cambios en el backlog una vez, otra y otra.

Agile Marketing Digital Alicante

El Sprint: si es corto, mejor

Puede durar de una a cuatro semanas. Si fuera más largo, probablemente el concepto de agilidad desaparecería. Se define como el espacio de tiempo en el que el trabajo planeado en el Sprint Planning estará finalizado. Cada Sprint contiene unas determinadas tareas, las cuales han sido sacadas del Backlog por orden de prioridad.

Product Owner (PO) o Jefe de Producto: es el CEO o Jefe

Decide y elige en qué proyectos trabajará el equipo. El PO es el dueño del Backlog y conoce todos los elementos que éste contiene. Pero lo más importante es que sabe el orden de prioridad de las tareas. Además, es quien mejor comprende las necesidades de los clientes y sabe qué es lo que marcará la diferencia en el mercado.

Team o Equipo: de 3 a 9 personas.

Lo forman todos aquellos que de una manera u otra estarán involucrados en los proyectos. La dinámica sólo funciona bien en grupos pequeños. La fórmula clásica es de 7 personas. Sin embargo, hay equipos de 3 personas o de 9 que también trabajan muy bien. Lo fundamental es que todo el equipo avance unido y esté continuamente intercomunicado.

En el ámbito del marketing digital ágil, por ejemplo, el team estaría integrado por un grupo multidisciplinar. Lo pueden componer publicistas, periodistas, ingenieros, agente de cuentas, desarrolladores y diseñadores web. Pero también especialistas en Google Ads, SEO, analítica web o en estrategias de marketing, entre otros campos.

Sprint Planning en Agile Marketing

Scrum Master o Facilitador: el guardián del proceso

No es un jefe y tampoco un líder. Pero sí algo entre un capitán y un coach. El Scrum Master facilita el trabajo, lo organiza e intenta eliminar los obstáculos que pudieran ralentizar al equipo. No dice lo que hay que hacer, pero sí le proporciona al grupo lo que necesita y, en la medida de lo posible, le quita las piedras del camino.

Las reuniones para la gestión de proyectos ágiles

Todas las partes implicadas en el marketing agile deben estar interconectadas. La comunicación constante es una pieza central en cualquier proceso ágil. Y para ello hay una serie de reuniones que han de llevarse a cabo. Cada una tiene su momento. Te las cuento a continuación.

Sprint Planning

Es la primera de las reuniones. El equipo, el Scrum Master y el Jefe del Producto se sientan a planear el Sprint, cuya duración no debería sobrepasar un mes. El equipo estudia el Backlog y pronostica cuántas tareas será capaz de terminar en el Sprint. Es un ejercicio de realismo. No estamos hablando de todas las tareas que hay en el backlog, sino de aquellas que el equipo podrá acabar en un Sprint de dos semanas, por ejemplo.

Si el team ya ha hecho varios Sprints, planificará casi el mismo número de tareas que en el Sprint anterior. A ese número se le conoce como velocidad del equipo.

Daily Standup o Daily Scrum

Es el epicentro del Scrum. Se realiza todos los días, a la misma hora y durante no más de 15 minutos. Si se alarga más de este tiempo es señal de que no lo estás haciendo bien. El equipo y el Scrum Master se reúnen y, normalmente, delante del Backlog contestan de manera individual a las 3 preguntas siguientes:

  • ¿Qué hiciste ayer para ayudar al equipo a terminar el Sprint?
  • ¿Qué harás hoy para ayudar al equipo a finalizar el Sprint?
  • ¿Hay algo que te bloquee y te impida lograr la meta del Sprint?

Todos tienen que participar de manera activa. Y para ayudar a que esto suceda, se recomienda hacer la reunión de pie. Así será más activa y facilitaremos que no se alargue.

Asimismo, hay que tener cuidado con tratar el Daily como un simple reporte individual. Es muy fácil que esto pase. Presta atención y en cuanto lo notes, elimínalo de inmediato. Por otro lado, a veces un tema requiere más tiempo de discusión. Anótalo y que los implicados se reúnan después del Daily Standup.

Daily Standup Scrum Marketing

Sprint Review

Se lleva a cabo cuando finaliza el Sprint. El equipo muestra el trabajo realizado durante esas semanas. En realidad, cualquiera puede acudir a esta reunión. El Product Owner, el Scrum Master, el Equipo, el cliente y hasta los skateholders (partes interesadas).

Es decir, se trata de una reunión abierta en la que el equipo expone qué ha sido capaz de pasar a la columna de ‘Done’ o «Hecho». Esta última palabra cobra un significado muy importante en Scrum, ya que el trabajo que está a medias o casi terminado no se considera un trabajo acabado. A ‘Done’ sólo se mueve lo que está total y completamente terminado sin que haya que añadirle nada más  Nos referimos a la pieza de trabajo que puede ser entregada al cliente para esperar su feedback.

Por otra parte, al equipo normalmente le cuesta presentar su trabajo. Siempre hay que insistir. En este sentido, el Sprint Review es un momento perfecto para compartir el trabajo que cada miembro del equipo, individualmente o en grupo, ha realizado. Además, no siempre hay tiempo de ver el trabajo que tus compañeros hacen y aprender de ellos. El ritmo de trabajo lo impide la mayoría de las veces.

Sprint Retrospective

Cada cierto número de sprints se hace una reunión de retrospectiva. Puede ser una vez al mes, cada dos meses o cada quince días. Depende de la longitud y frecuencia  de los sprints. Lo principal en la retrospectiva es medir el grado de felicidad del equipo. Para ello, éste se junta y piensa en lo que fue bien, en aquello que podría haber ido mejor y en todo lo que puede mejorarse en el siguiente sprint.

Para que sea efectiva, esta reunión requiere un cierto nivel de madurez y un entorno de confianza. Lo fundamental es recordar que no estamos buscando culpables ni fallos, sino todo lo contrario. Debemos fijarnos en el proceso de trabajo y en el comportamiento positivo al hacer que las personas trabajen juntas.

¿Por qué pasó de esa manera? ¿Por qué nos saltamos ese paso? ¿Qué podría hacernos trabajar más rápido? Es crucial que las personas asuman la responsabilidad de sus procesos y resultados. Y busquen soluciones en conjunto.

Por otro lado, el team tiene que tener la fortaleza de sacar a relucir las cuestiones que realmente le molestan. Pero este ejercicio tiene que estar orientado hacia la solución y no a la acusación. Y todos tienen que tener el nivel de madurez suficiente para buscar una retroalimentación y una solución en grupo.

Para que la retrospectiva sea fructífera, cada miembro del equipo, por turnos y de manera individual, puede escribir post-its sobre lo que fue bien y lo que es mejorable. Cuando todos han participado, se elige entre todos qué mejora irá al siguiente sprint.

A este punto a mejorar también se le conoce como kaizen (significa «cambio a mejor» o «mejora» en japonés). De esta manera, este factor entra como una tarea más en el siguiente sprint. Es decir, en el backlog no sólo entran las tareas de los clientes sino también todos aquellos impedimentos que de un modo u otro pueden bloquear al equipo.

Ventajas y desventajas del agile digital marketing: lo que quizá todavía nadie te ha contado

Los pros y contras variarán según el equipo de trabajo, pero a grandes rasgos podríamos resumirlos en los siguientes.

Ventajas:

    • La colaboración dentro del equipo es más continua y profunda
    • Las decisiones se toman con más agilidad y en grupo
    • El cliente siempre está en el centro de todas las decisiones
    • Al analizar más los datos, las oportunidades de mejora se identifican más rápido
    • Clientes más satisfechos
    • Se reducen los costes de los productos o servicios porque se trabaja con más velocidad
    • El equipo es más feliz y productivo. Y es capaz de gestionarse por sí solo. 
    • Hay mucha más transparencia
    • La planificación de los proyectos es más eficiente porque la transparencia es mayor
    • Aprendes a priorizar las tareas y el aprendizaje es constante
    • Impulsa la creación de nuevas ideas
  • Incrementa el nivel de realización porque las tareas se empiezan y terminan. No se quedan abiertas y sin completar durante mucho tiempo

Los beneficios de emplear las metodologías ágiles son muchos. Pero también existen los puntos no tan positivos:

Desventajas:

    • No todo el mundo trabaja bien en equipo y a veces hay que luchar contra las individualidades. ¡Hay Rambos o un “yo lo hago todo” en todos lados!
    • Romper con las antiguas costumbres de trabajo es complicado
  • Requiere tiempo que el equipo se acostumbre a este sistema de trabajo

13 consejos sobre el marketing ágil: #scrumtips

La lista de recomendaciones sobre el marketing digital ágil podría ser muy extensa. Pero hemos intentado dejarla resumida en 13 tips. ¡Ahí van!

1. El equipo decide cómo hará el trabajo. El Jefe de Producto establece los objetivos estratégicos. Pero es trabajo del equipo decidir cómo alcanzar las metas.

2. La comunicación entre las personas es más importante que los procesos.

3. Elimina toda la burocracia y documentación innecesaria.

4. Demo o muere: colabora más estrechamente con el cliente.

5. Los cambios y la flexibilidad se convertirán en tus mejores amigos.

6. Por mucho que practiques, priorizar siempre será difícil.

7. Felicita a tus compañeros y al equipo cuando las cosas salgan bien.

8. No esperes hacerlo bien a la primera. Tampoco a la segunda o a la tercera. Necesitas tiempo y mucho ensayo.

9. Observa, Orienta, Decide y Actúa. Mira la foto entera y actúa táctica y rápidamente.

10Haz que el trabajo se vea.

11Es el viaje, no el destino. La verdadera felicidad se encuentra en el proceso, no en el resultado.

13Planea realidad, no fantasía. Las metas que son desafiantes son motivadoras; las metas que son imposibles son simplemente deprimentes.

Seguro que después de todas esta explicaciones tienes un poco más claro qué es  eso del marketing digital ágil. La teoría está bien, pero lo divertido es aplicarla en la vida real. Así que, si de verdad quieres empezar a reducir el tiempo de tus proyectos de marketing y tener un equipo rápido y productivo, ¡ponte en marcha ya!

2 comentarios en “Cómo aplicar el marketing digital ágil y no morir en el intento”

  1. Avatar

    Hola! Me ha parecido un artículo muy didáctico a la vez que fácil de leer. Sin duda tomo nota de todos los consejos que decís para ponerlos en práctica.
    Gracias,
    best!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba