CRO, tasa de conversión y por dónde empezar

ptitle-particle1
ptitle-particle2
ptitle-particle3
ptitle-particle4

¿Tu negocio digital está consolidado pero has dejado de crecer en número de ventas? ¿Tu negocio digital necesita un impulso que le ayude a despegar? Para ambos casos, te conviene no dejar pasar esta nueva publicación. Si los términos CRO, experiencia de usuario y tasa de conversión solo los conoces de oídas y nunca los has tenido en cuenta, las próximas líneas te servirán como introducción con unas primeras pinceladas y como punto de partida con unas primeras recomendaciones para optimizar la experiencia de usuario de tu página web.

¿Qué es la tasa de conversión?

La tasa de conversión web es el porcentaje que responde a la capacidad que tiene tu web para conseguir tus objetivos, ya sean ventas o, por ejemplo, captación de leads. Es el resultado de la relación entre el número de conversiones que ha tenido tu web en un período de tiempo con el número de visitas que has recibido. Este es el punto de partida para la metodología CRO, la cual busca la optimización del ratio de conversión y siempre con un objetivo claro en el horizonte: aumentar la rentabilidad del negocio digital.

¿En qué consiste el CRO?

Se trata de una disciplina que se construye a través del análisis del negocio digital desde diferentes puntos de vista y siempre soportado por datos. Estos puntos de vista van desde la captación de tráfico hasta el momento de compra, pasando por la experiencia de usuario, la gestión de ese tráfico, la analítica digital… Un proyecto de CRO supone poner a prueba toda la vía digital del negocio para proponer cambios que sean resultado de razonamientos críticos, de pruebas y de datos de calidad.

Para dar los primeros pasos en un proyecto de CRO, tienes que tener en cuenta una serie de factores básicos, tanto internos como externos a tu empresa, que debes poner sobre la mesa. Estos factores tienes que someterlos a un profundo análisis crítico y a una valoración real de cómo afectan a tu empresa. En conclusión, debes conocer en profundidad todo tu ecosistema digital.

Como factores externos, se encuentran tu público objetivo, el mercado y la competencia. Y como factores internos, se encuentran tu propio modelo de negocio, la manera en la que captas el tráfico web, la tecnología que usas y que has usado a lo largo de tu negocio digital y el diseño visual de tu web junto a su capacidad de interacción. Aquí nace la disciplina UX/UI referente al diseño de interfaz de usuario y al diseño que dota la experiencia al usuario.

Estrategias orientadas a la conversión

Cada negocio y cada proyecto digital es único, por lo que las necesidades que puedan surgir de una intervención CRO son múltiples y variables en el tiempo. En consecuencia, no existe un proceso o una serie de estrategias orientadas a la conversión que hay que hacer en el 100% de los casos. Como comentábamos al comienzo de esta publicación, aquí encontrarás las primeras pinceladas, por tanto, te dejamos algunos puntos que siempre tienes que tener en cuenta antes de desarrollar las propias estrategias y un proyecto CRO.

  • Conecta con las necesidades de tu usuario y plantea una nueva experiencia de usuario que, aplicada, cumpla sus verdaderas expectativas. Sin duda, el punto de partida para este punto es ejecutar un análisis heurístico.
  • Elige una tecnología adecuada para tu web que tenga la capacidad de acompañarte durante todo el proceso.
  • Define cómo está funcionando la captación de tráfico, en los motores de búsqueda y en las vías sociales, de tu estrategia digital.
  • Establece objetivos y un plan para poder medirlos de manera cualitativa y cuantitativa.
  • Entiende que es una metodología que busca la mejora continua del negocio digital, más allá de identificar un problema y solucionarlo. No se queda en ese punto. Busca una constante formulación de nuevas hipótesis que tratan de aumentar la capacidad de tu tasa de conversión.

Las técnicas que sigue el CRO para la mejora de la conversión no se pueden enumerar ni cerrar a un número concreto. Se sostienen sobre tests A/B y sobre el uso de buenas prácticas que van acompañadas de estándares de diseño y de formas de persuasión enfocadas en la conversión. Si necesitas algún ejemplo, te dejamos dos técnicas bastante habituales en proyectos de CRO: el principio de escasez y la ley de Hick-Hyman. ¿No las conoces? ¿Sientes curiosidad? ¡Es el momento de que explores para abrirte nuevos horizontes!

CRO y tasa de conversión.
CRO y tasa de conversión.

Como hemos visto, la unión de los términos CRO y analítica digital con tu empresa, te traerá nuevas metas y objetivos que antes no podías alcanzar. En Nozion, creemos y escuchamos a los datos. Nos permiten identificar la situación y las necesidades reales de tu negocio. Desarrollamos hipótesis y acciones que, junto a herramientas de personalización y A/B Testing, prioricen las nuevas acciones que impulsarán a tu negocio.

Leave A Comment

03003 Alicante
(De lunes a viernes)
De lunes a jueves:8:30h a 14:00h y 15:00h a 17:30h Viernes: 8:30h a 14:00h
×